Clásico para Bodas

    Un sueño hecho realidad.

 
   
   
   

 

   
      Inicio Vehículos Servicios Contacto    
      Protocolo Condiciones generales Historia Enlaces de interés    
                 
 

 

 

Historia

 

 

CITROËN TRACTION AVANT

 

 

   Es uno de los más célebres modelos de Citroën. Fue presentado el 18 de abril de 1934. Fue concebido como un coche moderno y avanzado para su época.

   El proyecto PV (Petit Voiture), que da origen al modelo, fue confiado a André Lefèbvre, que provenía del mundo de la aviación. Había trabajado en Avions Voisin, y en 1931 tuvo  que abandonar Voisin por desaparecer la empresa, y, tras un paso breve por Renault, se incorporó a Citroën.

La carrocería es obra de un escultor italiano, Flaminio Bertoni, que realizaba sus primeros trabajos en el automóvil. El “tándem” Lefèbvre–Bertoni volvería a rodar unos años después para concebir el dos caballos.

Inicialmente se le dotó con un inadecuado motor de 1.300 c.c., que rápidamente fue sustituido por el de 1.600 c.c., dando lugar al primer Traction Avant, el “7 CV”. Más tarde, en 1.935, llegó el “11 CV” de 1.900 c.c. y 46 CV de potencia, que fue potenciado hasta los 56 CV en 1.938. Ese mismo año también apareció el “15 CV” que estaba equipado con un motor de seis cilindros en línea. En todas sus versiones el motor iba montado longitudinalmente y con la caja de cambios delante, de forma que la transmisión y las suspensiones anteriores se pudieran reparar y sustituir con facilidad. También se pretendió diseñar un supermodelo, el “22″, que finalmente se abandonó.

Su aparición es un hito en la historia del automóvil, ya que se trataba del primer vehículo de serie realizado sobre una carrocería autoportante. La técnica consistía en fabricar una carrocería en la que el chasis y la carrocería, propiamente dicha, constituían una unidad inseparable. Permitía una importante reducción del peso del vehículo y un aumento en la estabilidad del coche. Disponía también de amortiguadores telescópicos en las cuatro ruedas, que eran algo inusual en los coches de carretera normales de aquella época.

Nació con problemas graves, que hicieron pensar en un fracaso. Una caja de cambios diseñada deprisa, en tan solo quince días, para sustituir a otra automática, diseñada para el modelo y que fracasó, fue la causa de numerosos accidentes, que, unidos a problemas de “bisoñez” de la transmisión delantera, dieron una fama poco recomendable al nuevo coche. Afortunadamente los problemas se corrigieron a tiempo, y la suerte se volvió a favor de este clásico.

En junio de 1938 se lanza una versión más potente, con un motor de seis cilindros, bautizada 15 Six. El modelo se convierte en un potente rutero que adquiere fama de vehículo rápido y cómodo.

Los Citroën Tracción eran de línea muy moderna para entonces. En España popularmente se les conoció por el apodo de “rana”, por la semejanza que con el animal tenían al ser bajos y “espatarrados”. Es también común llamarlos “Patos”, aunque realmente “Pato” era el nombre que se dio a los Citroën Rosalie, y que por lo que sea, se aplicó también a los Traction Avant.

La Segunda Guerra Mundial hace suspender la producción del modelo. No obstante, tras la invasión de Francia el Ejército alemán requisó todos los Traction Avant en servicio en el Ejército francés, siendo empleado el modelo tanto por el Heer como por la Luftwaffe, y posiblemente por la Kriegsmarine.

Acabada la contienda, en 1946 se retomó la producción.

La incorporación en 1952 de una tapa de maletero, al que se incorpora la placa de matrícula, confiere al modelo una mayor capacidad y un estética más acorde con los tiempos.

 Las últimas unidades recibieron una suspensión hidráulica como paso previo a la montada en el Citroën DS, conocido como “Tiburón”, otro           clásico, que sería su sustituto.

 Dejó de fabricarse el 25 de julio de 1957, con un total de 759.123 unidades de diversas versiones a lo largo de 23 años.

 Hoy día, afortunadamente, siguen existiendo muchos Citroën Traction Avant repartidos por el mundo, como este modelo del año 1934

 

 

 

 

 

VOLKSWAGEN ESCARABAJO

Muchos modelos como Volkswagen Sedán, Bettle, Escarabajo o apodos graciosos, ‘Vochitos’ como suelen llamarlos en México.

Un vehículo que se hizo muy entrañable entre el pueblo.

Historia de un grande

Se sabe que el Volkswagen Sedán fue producido entre los años 1937 al 2003, pasando por diversas modificaciones a lo largo de estos años. El creador de los parámetros originales del vehículo fue nada menos que Ferdinand Porsche, de ahí que esta maravilla de la ingeniería automotriz siga siendo un elemento de culto por millones de aficionados en el mundo; sin embargo se le atribuye a Erwin Komenda, diseñador de la marca, el diseño y estilo final del modelo.

La creación de este coche estuvo orientada a satisfacer la necesidad de un pueblo alemán que carecía de un vehículo de transporte básicamente familiar, que tuviera como característica principal una alta resistencia y durabilidad ante cualquier trato, a la vez, éste debería contar con la capacidad suficiente de recorrer todo tipo de terreno con la eficiencia de un vehículo mayor. Es así que hoy comprobamos esta meta al conducirlo sobre superficies inimaginables; no por nada se fabricaron más de "21 millones" de unidades.

vw todoterreno

El motor

Buscando siempre la perfección para lograr los fines para los que fue creado; el Volkswagen Sedán cuenta con un motor tipo Boxer, de 4 cilindros ubicado en la parte posterior, enfriado con aire ; el cual desarrolla una potencia de 40 HP. Su caja de cambios es manual de cuatro velocidades gracias a la cual desarrolla una velocidad máxima de 120 km/h. Su sistema de suspensión se encuentra constituido de un eje rígido con barra de torsión. Sus frenos son hidráulicos de tambor en las cuatro ruedas.

motor vw

Si bien es cierto que la configuración original del motor de este coche tenía limitaciones en cuanto a la velocidad, pues sólo alcanzaba un máximo de 120km/h, éstas han sido superadas en la actualidad por más de un fanático que no ha dudado en evolucionar e instalarle sistemas nuevos para generar energía, coches con doble carburador ventilados independientemente, etc.

110


Hollywood y el Beetle

Indiscutiblemente un coche con tanta historia no podía ser ajeno al mundo de las luces y las marquesinas; por eso no es raro que haya sido protagonista de numerosas películas y series de televisión. Como una pequeña muestra de ello, repasemos la historia de Hollywood.

Recientemente hemos visto en las dos últimas entregas de “Transformers” a una infartante Megan Fox tratando de reparar a un Chevrolet Camaro o a Bumblebee; sin embargo éste no es el modelo original en la serie animada.

 

En una entrevista al director de la película, éste afirmo que se había cambiado el modelo original de Bumblebee porque para un chico de la edad del protagonista le resulta más atractivo un deportivo a un Volkswagen.

Otro claro ejemplo del éxito de este modelo en la pantalla grande es el caso de ‘Herbie’, ‘Cúpido Motorizado’ o ‘The Love Bug’, es la historia de un simpático coche de carreras que pasa mil aventuras entre las calles y circuitos de carreras.

 

El éxito de esta película, que originalmente se filmó en 1968, tuvo tanta acogida en su época que los directores de Hollywood no dudaron en hacer un ‘remake’ de la misma en 2005 junto a la bella Lindsay Lohan.

 

Aunque ésta es sólo una pequeña muestra del paso de un grande en las pistas de todo el mundo, sabemos que este modelo seguirá siendo punto de admiración de nuevas generaciones y motivo de asombro por la genialidad de su creador.

 

Citroen 2CV

  La creación del 2CV se debe al ingeniero francés Pierre Jules Boulanger, quién comenzó el desarrollo del TPV (acrónimo en francés de Toute Petite      Voiture, en español Vehículo mínimo), y fue patrón de Citroën desde finales de 1934, cuando la familia Michelin se hizo con el control de la empresa.

Prototipo del Citroën 2CV de la preguerra.

Furgoneta Citroën 2CV AK400 de 1978.

Citroën 2CV6 de los años 1980.

Los creadores (que habían trabajado en la creación del célebre "Tracción"), bajo la dirección de André Lefebre y el italiano Flaminio Bertoni, responsable del diseño de la carrocería, se pusieron manos a la obra en el proyecto TPV (Toute Petite Voiture) para desarrollar aquel "paraguas con 4 ruedas", forma irónica con la que se “bautizaron” a los primeros 2 CV. Es de destacar el trabajo del ingeniero Alphonse Forceau, diseñador de la ingeniosa suspensión que constituye una parte esencial en la filosofía del "dos caballos".

En 1939 se fabricaron 250 prototipos (en aquel entonces aún refrigerados por agua) delTPV.

Durante la ocupación alemana de Francia en la Segunda Guerra Mundial se decidió mantener el proyecto en secreto. Además de esto, se reestructuraron todos los galpones de producción desde inicios de la guerra para la construcción de carros de combate de la marca Renault. Cualquier intento de continuar la producción de prototipos sería imposible, y más, considerando el peligro de que los alemanes utilizaran el proyecto para sus propios fines. Algunos prototipos fueron escondidos, pero en su mayoría fueron destruidos. En 1994 fueron redescubiertos en un granero en Francia tres prototipos del TPV de aquella época. A la fecha de 2004 habían sido encontrados un total de cinco prototipos del TPV.

Entre 1939 y 1945 el desarrollo del TPV se continuó en secreto, y hasta el final de la guerra no fue posible reanudar el proyecto del vehículo que posteriormente se convertiría en el 2CV.

El 8 de octubre de 1948 en el Salón del Automóvil de París se mostró finalmente por primera vez la versión del TPV tal y como se conoce hoy en día, con un motor bicilíndrico refrigerado por aire de 375 c.c. y una potencia de 9 CV. Ya en su primera aparición pública, el automóvil causó a la vez admiración y burlas. Según parece, un periodista estadounidense, al ver por primera vez el Citroën 2CV, preguntó: "¿Y dónde está el abrelatas?".2

En España se comenzó a montar en 1959 (primeramente las furgonetas AZU, luego las berlinas denominadas AZL) con un motor de 425 cc que desarrollaba 12 CV SAE, que fue evolucionando con el tiempo y aumentando su potencia hasta alcanzar los 18 CV en 1964.

Con la introducción del Citroën Dyane se planeaba el final de los tiempos del 2CV. Sin embargo, cuando se finalizó la producción del Dyane en 1983, todavía se fabricaba -sin modificaciones mayores- el mismo 2CV que se producía desde hacía más de 30 años. En 1988, la producción del 2CV se detuvo en la planta francesa de Levallois-Perret. El último 2CV, un Charleston con el número de chasis VF7AZKA00KA376002, se fabricó el 27 de julio de 1990 en la planta portuguesa de Mangualde, marcando el fin de la historia de la producción del 2CV.

El Citroën 2CV es sin duda un hito importante en la historia del automóvil. Su difusión por todas partes del mundo le ha convertido en el hito del automóvil económico por antonomasia. Su cariñosa imagen se ha divulgado y extendido asociada al mito juvenil, escaso de recursos, que lo convirtió en una visión "hippie" del automóvil. El mundo rural lo asoció a su trabajo duro en el campo y la ciudad lo recibió, principalmente con la versión furgoneta, para efectuar los múltiples recados de puerta a puerta para repartir los paquetes más dispares. En el mundo del transporte ligero la aparición de esta pequeña furgoneta que se extendió rápidamente por todos los ámbitos barrió prácticamente los diversos vehículos existentes, motocarros, camionetas "sui generis", e incluso los últimos residuos del transporte de "sangre" que había perdurado hasta entonces.

Carrocería

La estructura del 2CV estaba compuesta en su versión definitiva que salió en 1948 de un chasis rígido donde estaban sujetos todos los elementos mecánicos y también la carrocería.

Esta disposición permitió a Citroën crear varios vehículos a partir de una misma base (Dyane, Méhari, Ami, etc). Es una carrocería muy ligera y que a pesar de los muchos años que el modelo estuvo en fabricación tuvo relativamente pocas modificaciones (tercera luna lateral, capó, calandra, pilotos y faros más modernos, salpicadero más moderno y poco más).

Se debe tener en cuenta que su diseño data de antes de la Segunda Guerra Mundial y aunque esos prototipos tenían las líneas maestras de lo que fue el modelo las diferencias luego fueron bastante grandes. Los prototipos estaban construidos en duraluminio y el modelo final se construyó en chapa de acero.

Debido a su techo de lona, se le apodaba "el paraguas rodante". En el salpicadero original predominaba un amperímetro y un cuentakilómetros en la proximidad del parabrisas para permitir que su cable helicoidal sirviera al doble uso de accionar el mecanismo de limpiaparabrisas, la calefacción tenía una palanca para el deshielo del parabrisas. Los asientos parecían sillas de playa, para comprobar el nivel de gasolina se introducía una varilla en el depósito de gasolina.

En cuanto a la reparación del vehículo, ésta se podía lograr con unas herramientas básicas: el capó, las puertas, y el portón se desmontaban sobre raíles sin tornillos, las aletas delanteras con la llave de bujías y los asientos desmontándolos de los raíles. Estas características se mantuvieron hasta el final de su fabricación.

Fueron tan pocas y relativamente pequeñas las modificaciones que se podía transformar un 2 CV moderno en un antiguo y viceversa con relativamente poco dinero.

 

La película Sor Citroën (1967) dirigida por Pedro Lazaga muestra como este utilitario puede ser interesante para cualquier tipo de personas.

Tal como en la historieta, Joaquín Salvador Lavado (Quino) incluye la Citroneta en las historias de Mafalda, este vehículo aparece en diferentes escenas de la serie.

En los años 70, Chile no se queda atrás y aparecen distintos comerciales de Citroën con este popular modelo "La Citroneta". También, un video institucional de Televisión Nacional de Chile grabado en los años 70, aparece este vehículo como automóvil de prensa del Canal Estatal, ello en blanco y negro, mientras que en color, TVN la incluye durante el rodaje de su teleserie Estúpido Cupido, en 1995.

En 1981, un 2CV amarillo brillante fue conducido por James Bond (Roger Moore) en la película For Your Eyes Only, incluyendo una elaborada persecución del coche, a través de un bosque mediterráneo en España (en realidad se rodó en Grecia) en las inmediaciones de Madrid. Bond utilizó las capacidades únicas del modestamente motorizado 2CV para escapar de sus perseguidores en Peugeot 504sedanes. El coche en la película fue equipado con el motor flat-4 de un Citroën GS para conseguir un poco más de potencia. Una de las muchas series limitadas de la producción del 2CV en los años 80 era una serie de vehículos "2CV’s James Bond" equipados con el motor estándar flat-2, pintado en amarillo con el número "007" en las puertas delanteras y agujeros de bala falsos. Este coche fue popular en miniaturas, de Corgi Toys.

En la película hispano-chilena La frontera del director chileno Ricardo Larraín, estrenada en 1991, aparece una machi (Médica-Sacerdotisa) indígena mapuche (Representada por Gricelda Núñez) que se moviliza junto a todas sus yerbas medicinales en una citroneta, creando una recordada escena surrealista.

En la serie británica "CI5 - The Professionals" una mujer asiática que ha cometido varios asesinatos huye a bordo de un 2CV amarillo. El jefe de los agentes, George Cowley, (interpretado por el actor Gordon Jackson) le comunica a sus agentes por radio "una mujer en un 2CV no puede llegar muy lejos" para añadir luego "no hay demasiado de éstos autos en Londres".

Aparte de éstas, es común ver este pequeño Citroën en numerosas películas europeas -sobre todo francesas-, debido al carácter popular que este coche tuvo en gran parte deEuropa.

 

 

 
             
 

Solicitar presupuesto

 

   
  Cazamular nº 41, Quintueles, Villaviciosa, 33314. Asturias.

 984490765, 699023360. isabel@clasicoparabodas.com